ESCUCHAR, NO REGAÑAR

Cuando los adolescentes están listos para hablar, usted debe escuchar. Si bien esto podría ser cuando usted anda apurado o está realmente cansado debido a un día ocupado en el trabajo, cuando se detenga y escuche a su hijo adolescente, es increíble lo que descubrirá. Pero la parte más difícil es esta: resistir el impulso de ofrecer demasiados consejos o decirles qué hacer. Lo mejor es ayudarlos a resolverlo por sí mismos, haciendo preguntas que guíen sus decisiones.

 

CONOCER A SUS AMIGOS Y SUS PADRES.

Los amigos son un gran problema. Y usted puede aprender mucho sobre su hijo adolescente a través de sus amigos y conectarse con los padres de estos amigos le ayudará. Al consultar con los padres, sabrá más de las actividades de su adolescente, dentro y fuera de la casa. Hablar con otros padres también le permite saber que usted no es el único que establece reglas para su hijo adolescente.

 

NO SER UN SIRVIENTE

Es importante que los adolescentes tengan roles y responsabilidades significativas en la familia. Usted puede pedir ayuda con las tareas domésticas básicas (cortar el césped, preparar una comida o lavar la ropa) y todo estará bien. Estas tareas preparan a los adolescentes para una vida independiente como adultos jóvenes y les dan un sentido de responsabilidad y logro (siempre y cuando no mezclen la ropa blanca con los colores, por supuesto).

 

SER UN PADRE, NO UN AMIGO

Seamos realistas: la adolescencia puede ser irregular. Como padre, usted tiene que ser el ancla para su hijo adolescente, no su mejor amigo. Debe establecer límites claros, pero a la vez abordar a su hijo con amor y respeto. Por lo tanto, es importante descubrir los límites que funcionan mejor para su familia, y luego aplicarlos consistentemente. Si bien puede parecer que está “perdiendo a su hijo” durante la adolescencia, en realidad está a solo unos años de formar una verdadera amistad a medida que su adolescente ingrese a la edad adulta.

 

FELICITAR A SUS ADOLESCENTES Y RECONOCER SUS LOGROS

Debe acostumbrarse a decirle al menos tres cosas positivas a su adolescente todos los días (incluso si es solo para agradecer algo, como "oye, gracias por alimentar al perro"). Es fácil notar lo negativo, pero nunca está demás recibir un cumplido, incluso para un adolescente.

 

HACER COSAS ENTRETENIDAS JUNTOS

Si bien la adolescencia es ciertamente un desafío, puede haber muchos momentos divertidos y buenos recuerdos. ¿El truco? Saber lo que significa "diversión" para su hijo adolescente. Y saber que no siempre será la misma idea que la suya. En esta etapa, usted puede ser la última persona con la que su adolescente quiera ser visto en público, pero usted puede ofrecer llevar a su adolescente y sus amigos al cine o una actividad deportiva (y escuchar la conversación durante el viaje, será una gran cantidad de información sobre su hijo adolescente).

ENCONTREMOS LO QUE BUSCA

Buscar temas (p. ej. Salud Mental, Relaciones Sanas…)