Enero es el Mes Nacional de Conciencia sobre el Cáncer Cervical, y según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, más de 12,000 mujeres en los Estados Unidos serán diagnosticadas cada año con cáncer cervical, y casi 4,000 morirán.

El virus del papiloma humano (VPH) es un factor de riesgo importante para el cáncer cervical. Las personas pueden disminuir su riesgo de contraer el VPH y los cánceres múltiples al recibir la vacuna contra el VPH, que anteriormente solo estaba aprobada para personas entre las edades de 9 y 26 años. Pero en octubre de 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) amplió la edad indicación de la vacuna Gardasil 9 contra el VPH, que ahora se puede administrar hasta los 45 años.

¿Qué puede hacer usted?

Las vacunas contra el VPH pueden ayudar a prevenir la infección de los tipos de VPH de alto riesgo que pueden provocar cáncer cervical y los tipos de bajo riesgo que causan verrugas genitales. Los CDC recomiendan que todos los niños y niñas reciban la vacuna contra el VPH a los 11 o 12 años, ya que la vacuna produce una respuesta inmune más fuerte cuando se toma durante los años pre-adolescentes. Por eso, hasta los 14 años, solo se requieren dos dosis de la vacuna. La vacuna está disponible para todos los hombres y mujeres hasta los 45 años de edad, pero, para los mayores de 15 años, se necesita una serie completa de tres dosis.

Para las mujeres, se puede realizar una prueba de Papanicolaou para determinar el riesgo de VPH. Esta prueba puede encontrar cambios celulares en el cuello uterino causados ​​por el VPH. Las pruebas de VPH encuentran el virus y ayudan a los profesionales de salud a saber cuáles mujeres tienen mayor riesgo de cáncer cervical. Las pruebas de Papanicolaou y VPH (ya sea solas o combinadas) se recomiendan para mujeres mayores de 30 años. Cada mujer debe preguntarle a su proveedor de atención médica con qué frecuencia debe hacerse un examen y qué pruebas son adecuadas para ella, ya que esto varía de una mujer a otra.

En general, asegúrese de que sus vacunas estén actualizadas y siempre practique sexo seguro con el uso de condones. Si usted se mantiene a salvo, puede mantener a su pareja a salvo y viceversa. Además, evitar el tabaco y fumar puede disminuir su probabilidad de desarrollar cáncer cervical. El conocimiento es clave, así que asegúrese de que usted y las personas que le importan se mantengan informados sobre el VPH.

Haga clic aquí para aprender más sobre el VPH.

Leave a Reply

Information on CoronavirusLearn More