El Día de Acción de Gracias es un momento de reunión, risas y comida rica. Como con cualquier relación, la clave para construir una relación positiva es mantener abierta la línea de comunicación.

A veces la comunicación con los adolescentes puede ser difícil. Cuando usted tiene un estilo de vida que le mantiene ocupado/a, a menudo le hace difícil tomar el tiempo y tener el espacio en el día para tener una muy buena conversación con su hijo y descubrir qué está pasando en su vida.

Y si tomamos tiempo, a veces podemos encerrarnos en formas inútiles de comunicación–disputas, regaños, críticas, quejas–que cuando han comenzado son difíciles de terminar. 

Su relación está cambiando y debe ser flexible y capaz de cambiar con su hijo. Pero no piense que a usted su hijo le necesita menos aunque su rol ahora es más como orientador. Durante la adolescencia, su hijo le necesita a usted tanto como siempre. La mejor manera de apoyarlos es asegurándose de que se acerquen a usted con cualquier problema que tengan, y es por eso que la comunicación efectiva es tan importante.

Claves para la comunicación efectiva

Barreras a la comunicación efectiva

Pruebe lo siguiente para fomentar una comunicación efectiva durante la cena y en otros momentos.

  • Preguntas abiertas: «¿Cómo te hizo sentir eso?»
  • Escuchar activamente: hágales saber que está escuchando, resumiendo la situación tal como la escuchó. «Entonces déjame ver si he entendido bien esto. Usted……. ¿Es así como sucedió? ¡Evite agregar su propio juicio!
  • Validar sus sentimientos: «Suena como si estuvieras [inserta emociones aquí], ¿verdad?»
  • Avanzar: «¿Qué crees que es lo mejor que puedes hacer ahora?»
  • Hablar sobre cosas positivas que suceden en su vida y reconocer las luchas.
Intente de minimizar lo siguiente, que actúan como barreras para una comunicación efectiva.

  • Interrupciones y distracciones: podrían mostrar desinterés por lo que dice su hijo
  • Consejos no solicitados: a nadie le gustan los consejos no solicitados; más bien, intente escuchar completamente y luego pedir darle consejos
  • Juicio: ¿a quién le gusta juzgar desde el principio? ¡A mi no, y ojalá a usted tampoco! En lugar de juzgar lo que su hijo tiene que decir, puede validar su punto de vista
  • Interrogatorio – Bueno, el Día de Acción de Gracias es el momento para descubrir qué está pasando en la vida de su hijo …

DEJARLE ESPACIO PARA HABLAR, LIBRE Y ABIERTAMENTE. Su hijo no cometió un delito. No le tire demasiadas preguntas.

Siempre hay más de una forma de resolver las cosas. Tener este tipo de conversaciones ayuda a su hijo a explorar cómo manejan sus relaciones y les da pistas sobre cómo comunicarse bien con los demás.

Author: Elizabeth Nguyen

Leave a Reply

Information on CoronavirusLearn More