Honestamente, nadie ha fingido que criar a un adolescente sería fácil. Aún así, hasta que sus propios hijos lleguen a esa etapa, es tentador creer que su familia no tendrá  los problemas de comportamiento de los adolescentes. No, le dice a si mismo, su adolescente nunca le enfrentará a usted, nunca volverá a la casa demasiado tarde o se perforará la ceja.

No se engañe. 

Básicamente, los adolescentes están programados para enfrentarse con sus padres, dice Stuart Goldman, MD, director de educación psiquiátrica del Hospital de Niños de Boston. «La adolescencia es un momento de cambio rápido para los niños, tanto física como cognitivamente», explica. «Es tarea del adolescente despedir a sus padres y luego volver a contratarlos años después, pero como consultores en lugar de gerentes».

Pero eso no significa que tenga que aceptarlo sin protesta. Con el enfoque correcto, puede solucionar los siguientes problemas de comportamiento de los adolescentes de una manera relativamente civilizada.

PROBLEMA DE COMPORTAMIENTO ADOLESCENTE 1:

Parece que su adolescente le odia a usted

Un minuto, su hija dulce le ruega que vaya al viaje de clase o que se acueste con ella mientras se duerme. Luego, aparentemente de la noche a la mañana, comienza a tratarle como basura, descarta todo lo que dice y se ríe de sus sugerencias. Si usted mira detenidamente, verá que su hija ya ha pasado por esto antes, cuando era una niña pequeña, solo que en lugar de gritar «¡no!» como lo haría una niña de dos años, una adolescente simplemente pone los ojos en blanco.

«Es muy difícil para los padres cuando esto sucede», dice Nadine Kaslow, PhD, psicóloga especializada en niños y familias de la Universidad Emory en Atlanta. «Pero parte de la adolescencia se trata de separar e individualizar, y muchos niños necesitan rechazar a sus padres para encontrar sus propias identidades». Los adolescentes se centran más en sus amigos que en sus familias, lo cual también es normal.

La solución

A veces los padres se sienten tan heridos por el tratamiento de sus hijos adolescentes que responden devolviendo el rechazo, lo cual es un error. «Los adolescentes saben que aún necesitan a sus padres, incluso si no pueden admitirlo», dice Goldman. «La montaña rusa en la que le ponen a usted es también lo que sienten internamente». Como padre, usted debe mantener la calma y tratar de superar esta fase de rebelión adolescente, que generalmente pasa cuando el niño tiene 16 o 17 años.

Pero nadie dice que a su hijo se le permita ser realmente desagradable o maldecirle; Cuando esto sucede, debe hacer cumplir los estándares básicos de comportamiento. Una solución es el enfoque bueno y anticuado de: «Si no puedes decir algo agradable, no digas nada en absoluto». Al hacerle saber a su adolescente que usted está aquí para ayudarle, pase lo que pase, es más probable que baje la guardia y confíe en usted de vez en cuando, lo cual es premio para usted.

PROBLEMA DE COMPORTAMIENTO ADOLESCENTE 2:

Los celulares y las computadoras dominan sus vidas

Es irónico que las formas de comunicación de los adolescentes, como las redes sociales, los mensajes de texto y hablar por teléfono celular, los hagan menos comunicativos, al menos con las personas con las que viven. Sin embargo, en el mundo de hoy, prohibir todo uso de dispositivos electrónicos no solo es poco realista, sino cruel. «Estar conectado con sus amigos es fundamental para la mayoría de los adolescentes», dice Goldman.

La solución

Mire el panorama general, aconseja Susan Bartell, PhD, una psicóloga adolescente en Nueva York. Si su hijo está funcionando bien en la escuela, haciendo sus tareas domésticas y no se retira por completo de la vida familiar, probablemente sea mejor dejarlo pasar. También está bien establecer límites razonables, como no ocupar el celular durante la cena. Algunos padres prefieren no permitir que los adolescentes tengan computadoras en sus habitaciones, ya que dificulta la supervisión del uso de la computadora, y esto es perfectamente razonable. Muchos expertos también sugieren establecer una regla de que la computadora debe estar apagada al menos una hora antes de acostarse, como una forma de garantizar que los adolescentes duerman más.

Una buena forma de limitar la cantidad de minutos que su hijo adolescente pasa hablando por su celular y enviando mensajes de texto: exigirle que pague sus propias cuentas de teléfono celular. Y haga todo lo posible para controlar lo que hace su hijo cuando está en línea, especialmente si está utilizando sitios de redes como Facebook. Usted aún es dueña/o de la casa y la computadora, así que revise los controles y el software de Internet de los padres para monitorear el uso de cualquier sitio web cuestionable.

PROBLEMA DE COMPORTAMIENTO ADOLESCENTE 3:

Volver a la casa demasiado tarde

Son las 10:30 p.m. y le dijo a su hija que estuviera en casa a las 10 p.m. ¿Por qué ignora su horario limite una y otra vez?

«Parte de lo que hacen los adolescentes es probar los límites», explica Goldman. «Pero el hecho es que en realidad quieren límites, por lo que los padres deben seguir estableciéndolos».

La solución

Investigue un poco antes de insistir en que su hijo respete su horario límite porque es posible que el suyo no sea razonable. Llame a algunos de los padres de los amigos de sus hijos y averigüe cuándo esperan a sus hijos en casa. Goldman sugiere darles a los niños un período de gracia de 10 minutos y, si lo desafían, establecer consecuencias, como no salir por la noche durante una semana.

Si parece que su hijo vuelve tarde porque no está haciendo nada bueno, o no se siente feliz en casa, entonces debe hablar con él (o ella) y descubrir qué podría estar pasando. Sin embargo, si su horario límite está en línea con lo que es típico en la multitud de su hijo adolescente, entonces es hora de establecer consecuencias y luego hacerlas cumplir si su hijo adolescente sigue rompiendo sus reglas. Cuando usted hace una regla, tiene que decirlo en serio. No puede engañar a los adolescentes, debe ser consistente.

PROBLEMA DE COMPORTAMIENTO ADOLESCENTE 4:

Los amigos de su adolescente no le caen bien a usted

Hace una mueca de dolor cada vez que su hijo entra por la puerta con sus amigos molestos. ¿Debería aguantar o decir algo?

La solución

Los adolescentes pueden usar ropas raras, perforarse los labios, y actuar con rudeza, pero a la vez seguir siendo niños decentes, dice Bartell, quien aconseja a los padres que eviten criticar algo tan superficial como la moda en los amigos de sus hijos. «Los adolescentes están tan apegados a sus amigos que es como criticarlos directamente».

Por otro lado, si sabe que su hijo se ha reunido con un grupo de adolescentes con problemas que se saltan la escuela y usan drogas, es necesario hablar. «Sin ponerlo a la defensiva, dígale a su hijo que le preocupa con quién está pasando el rato y que le preocupa que esté consumiendo drogas», dice Bartell. Si bien no puede prohibirle a su hijo que pase tiempo con ciertos adolescentes, puede intervenir e intentar evitar comportamientos peligrosos de raíz. No tenga miedo de pedir ayuda profesional para salir con una multitud involucrada en un comportamiento negativo. La terapia familiar puede ayudar.

PROBLEMA DE COMPORTAMIENTO ADOLESCENTE 5:

Todo es un drama

Cada pequeña cosa parece hacer que su hija se enoje últimamente, y cuanto más usted intenta ayudar, más solloza, grita o cierra la puerta.

Parte de ser un adolescente es sentir las cosas intensamente, por lo que puede parecer que algo que no es gran cosa para usted es muy importante para ella.

La solución

Los padres tienden a trivializar la importancia de las cosas en la vida de los adolescentes, dice Bartell: “Lo que sucede es que los niños se sienten incomprendidos y, finalmente, dejarán de contarle nada a usted. En este momento, es lo más importante del mundo que, por ejemplo, su mejor amiga esté coqueteando con su novio, y usted debe tomarlo en serio «.

No debe ofrecer consejos, menospreciar a sus amigos ni tratar de minimizarlos diciendo que algún día ella verá cuán tontos son los romances de la escuela secundaria. «Solo escuche y simpatice», dice Bartell. Y póngale en su posición, porque, después de todo, una vez usted estuvo allí.

Information on CoronavirusLearn More